El nuevo Peugeot Rifter continúa la vida del Partner

NoticiasNovedades | Alvaro Michelli | 21/02/2018 | Compartir

La firma francesa ha presentado al nuevo Peugeot Rifter, que es la nueva generación del Partner. En esta actualización modifica su nombre e incorpora novedades tanto en el apartado estético como en el tecnológico y mecánico.

El Grupo PSA se encuentra en un proceso de renovación de sus vehículos comerciales y ahora lo ha hecho con el nuevo Peugeot Rifter, que deja atrás a la conocida denominación Partner.  El Rifter comparte arquitectura con el Citroën Berlingo y el Opel Combo, ambos con recientes nuevas generaciones.

Como ocurre con estos últimos, el Peugeot Rifter se ha desarrollado sobre la plataforma EMP2 y se podrá adquirir en versiones corta y larga. La longitud de la más chica es de 4,40 metros mientras que la otra crece en 35 centímetros, con 1,80 metros de anchura para ambas. Ofrece una capacidad para 5 o 7 pasajeros y el baúl va desde los 775 litros hasta los 4000 litros abatiendo los asientos traseros.

Asimismo, en el diseño exterior se observa una nueva parrilla con el león en el centro y ópticas LED que le otorgan una mirada diferente. Adquiere una estética más aventurera que su antecesor, aunque mantiene rasgos distintivos. La parte posterior también luce diferente, con luces y paragolpes rediseñados.

Más en Conduciendo.com: Notas Peugeot

Mecánicamente brinda diferentes opciones en variantes a gasolina y diésel. Con respecto a las primeras, se puede optar por un PureTech 1.2 litros de 110 caballos de fuerza o 130 CV. La versión menos potente se asocia a una caja manual de cinco velocidades, mientras que la otra se acopla a una automática de ocho marchas.

Para la opción diésel, el motor es BlueHDI 1.5 que está disponible en tres niveles de potencia: 75 CV, 100 CV y 130 CV. Estos trabajan con caja manual de cinco o seis velocidades y automática de ocho.

Su equipamiento se basa en el sistema Peugeot i-Cockpit, que entrega un habitáculo prolijo y armonioso. Se combinan colores oscuros, con un volante multifunción y una pantalla táctil de 8 pulgadas que sobresale del tablero y el cuadro de instrumentos en una posición elevada.

Incluye conectividades Mirror Link, Apple CarPlay y Android Auto, y además cuenta con Advanced Grip Control, para diferentes modos de conducción. También añade el alerta de cambio de carril, detección de objetos en ángulo muerto, frenado autónomo en ciudad y cámara de visión posterior de 180 grados, entre otros.

De esta manera se presenta el nuevo Peugeot Rifter que se verá en el Salón del Automóvil de Ginebra en los primeros días de marzo. Renovado desde todos los aspectos y con un lanzamiento que será durante el transcurso del año.